martes, 1 de abril de 2008

ARQUITECTURA SOCIAL

Ensayo de Mario Enrique de la Riva y de Málaga
Extrañas combinaciones conceptuales trae el tema de hoy, lo de arquitectura me recuerda el arreglo para recibir seres humanos de manera frecuente o permanente, para dejar pasar la luz, el sonido los aromas y hacer que la vida y las actividades humanas sean realizadas con plenitud y armonía, esa misma vida que, para el ser humano, es inevitablemente social.
El concepto arquitectura también recuerda la preparación organizada de recursos para que se den condiciones ideales u óptimas para que hagamos una u otra actividad, pero, eso sí, llama a movimiento, llama a flujo de seres y cosas para crear un fin colectivo o al menos un uso personal con algún resultado colectivamente usable y disfrutable.
El concepto arquitectura social deviene entonces en planeamiento, en organización de las condiciones de una sociedad para que sus gentes discurran de manera indicada por un pensamiento guía, una ideología que garantice una promesa de un futuro deseado, con la esperanza, no siempre fundada, de que sea un futuro mejor.
Me recuerda la labor de todo arquitecto grande o pequeño cuando planea algo que finalmente salte de su creatividad espiritual hasta patentizarse en piedra, cemento y metal. Seguro que cuando se trate de poner en práctica la idea en la misma sociedad habrá muchos arquitectos sociales tratando de hacer el trabajo y muchos menos de aceptar que lo hicieron si sale mal.
Siguiendo el símil arquitectónico tendríamos que darle realidad como se hace cuando un constructo arquitectónico pretende plasmarse en materiales reales y resulta que no puede resistir su propio peso o su propia forma ante los embates de la naturaleza o de sus usuarios, pienso por tanto que igual pasa cuando de sociedades se trata, a saber las propuesta organizativas dependen finalmente del material humano con el que se cuenta y que por ese tanto el edificio social que se pretenda edificar no podrá ser mejor que la suma de sus humanas partes, capacidades y condiciones incluidas (las humanas por cierto)
Es claro ahora que la arquitectura podrá querer significar en términos sociales un ambiente donde circulen las ideas los seres humanos y sus quehaceres y se hagan realidad sus ansias de gobernabilidad sin mucha perturbación por parte de la gobernancia y que ésta sea menos angustiada, ojalá.

2 comentarios:

Wangbu dijo...

Ola! Me Wangbu. Soy de las Filipinas. Usted tiene un interesante blog. Me alegro de visitar aquí.

RAMD dijo...

Cuando quiera, hasta de pronto un día podemos escribir en tagalog