miércoles, 28 de noviembre de 2007

El ser humano y la energía, sus civilizaciones


Preparado por: Mario Enrique De La Riva y De Málaga
CUSCO PERU
Si de física se trata podemos hablar de la energía como la capacidad de realizar cambios en un ser o medio dado. Si de energía se trata podemos entender la vida como una compleja serie de transacciones energéticas, en las cuales la energía es transformada de una forma a otra, o transferida de un objeto hacia otro. Desde muy antiguo la energía se asocia con el movimiento con el desplazamiento, como una señal de existencia clara y hasta como un concepto positivo acerca de las actividades humanas tanto personales como colectivas.
Durante la mayor parte de su camino, la Humanidad obtuvo energía de sus individuos, de la biomasa, el viento y la fuerza muscular de animales. El petróleo también se utiliza desde hace mucho tiempo, pero sólo a partir del siglo XVIII comenzó su explotación masiva como fuente energética colectivizable, cuando se descubrieron pozos en Estados Unidos. La electricidad, obtenida en gran parte del mundo como producto secundario de otras energías, es en la actualidad uno de los principales recursos que se usan para mantener andando el mundo.
En la actualidad, los hidrocarburos son una de las grandes bases energéticas de nuestras sociedades. Pero son energías no renovables; es decir, una vez que se terminen, no podrán ser repuestas en un plazo humano. Por lo tanto, científicos de todo el mundo se han dedicado a investigar la utilización de otros recursos energéticos para seguir "moviendo al mundo". Ya te hablamos de la energía solar y la nuclear, que son dos grandes áreas de investigación. Pero también hay otras energías, menos conocidas y, por lo tanto, menos utilizadas. Son conocidas como inagotables, porque existirán siempre que exista nuestro planeta con sus actuales características. Ellas son, además de la energía solar, la geotérmica, la eólica y la oceánica.
La energía es tan importante para la existencia humana que ya existen enfoques metodológicos que estudian la presencia humana sobre la tierra y el tiempo en función de relaciones energéticas con su medio y al interior de cada civilización. Lo que cada vez es mas claro es que la humanidad trata de optimizar el consumo de la energía lo malo es que en ese asunto unas sociedades tienen más posibilidades de éxito que otras.
Tal vez en un lejanísimo futuro quememos un universo completo por día para sobrevivir como especie y civilización, claro si no lo estamos haciendo ya.